Cómo superar el mayor problema del día de mierda

Episodio 2: Cómo superar el mayor problema del día de mierda

Hoy me gustaría hablarte del día de mierda, perdona la expresión, pero es así. Hablo de ese día en el que te levantas y ya sea por una discusión con tu pareja, que tus peques no te hagan caso, que tu jefe te ha hecho un comentario fuera de lugar o cualquier otra cosa que te haya ocurrido… lo bautizas como El Día de Mierda.

El día empieza torcido y sabes que seguirá creciendo la bola de nieve. Todo lo que te dicen te sienta mal, estás a la defensiva y piensas: –ojalá hoy no me hubiera levantado–, y hasta, –me encantaría borrar este día de mi vida–.

El enfado, el arrepentimiento y la tristeza en el día de mierda

  • Es probable que aparezca la ira, porque tienes un cabreo considerable por todo eso que te han dicho.
  • O puede que te visite la culpa, por aquello que has podido decir en caliente y sabes que
  • Y al final llega la angustia y rompes a llorar como una magdalena. Te sientes sola, incomprendida y crees que nadie te valora.

Quiero recordarte dos frases que has escuchado millones de veces:
Hay luz al final del túnel –
Después de la tormenta viene la calma.

Ahora quiero que recuerdes una de esas situaciones en las que te molestó algo que dijo o hizo alguien, y reflexiona:

  1. ¿Es tan grave como para enfadarme?
  2. ¿Hay alguna excusa para enfadarme?
  3. Y si exploto… ¿van a mejorar las cosas?

Ahora recuerda una situación en la que explotaste con alguien. Recuerda la carga emocional que sentiste: miedo, ira, ansiedad, estrés… ¿Qué beneficio sacaste de esa carga emocional? La próxima vez que vuelvas a sentir esa carga emocional, piensa:

  1. ¿Cómo podrías gestionarlo para ser más efectiva?
  2. ¿Qué acciones vas a realizar?
  3. ¿Qué valor te gustaría potenciar?

Recuerda, no te juzgues, todos tenemos días malos. Da las gracias porque seguro que tienes cosas bellas en tu vida, personas a las que amar y que te aman, disfruta de las pequeñas cosas, sé amable y nunca te olvides de sonreir.

Así que ya sabes, tu día puede ser lo maravilloso que tú decidas que sea.

Si estás en un momento de tu vida confuso y tus sentimientos y emociones te sobrepasan, estaré encantada de conocerte y ayudarte si está en mi mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conseguir bienestar mental no debería ser confuso ni difícil
Únete a la comunidad de Reflexiones con alma y aprenderás técnicas sencillas de aplicar en tu vida para empezar a despertar a la gran mujer y madre que eres.
Últimos Podcasts
Últimos artículos
Mis redes sociales
Scroll al inicio

Unleash your infinite potential

Download this free audio training and get the clarity and confidence to build your dreams, on your terms.