Miedos evolutivos de tus hijos

Miedos evolutivos de tus hijos

Episodio 5: Miedos evolutivos de tus hijos

En el episodio de hoy, quiero hablar de los miedos más comunes que tienen tu hijo o hija… ¿A qué me quiero referir con esto?

Muchas veces nos empeñamos en que nuestros peques tiene que actuar de determinada manera porque creemos, suponemos, que ya tiene la madurez suficiente como para hacerlo.

Te pongo un ejemplo: mi hija pequeña tiene ocho años, pánico a la oscuridad y miedo a dormir sola y lo primero que nos viene a la mente como padres, es que ya con ocho años la niña debería dormir perfectamente sola y no debería tener ningún terror nocturno… pasando por alto su necesidad.

Por lo tanto, por más que yo insista en que mi hija duerma sola, no puedo hacer desaparecer el miedo que va a tener en esta etapa, en su edad.

Los miedos más comunes y evolutivos según su edad

0 a 2 años: prevalece la pérdida o la separación de los padres, personas desconocidas, pérdida del sostenimiento (apoyo).

3 a 5 años: predomina la oscuridad, los ruidos fuertes, los animales y el daño físico. Remiten también la pérdida de sostenimiento, las personas desconocidas y persisten de nuevo los ruidos fuertes y la separación.

6 a 8 años: remiten los ruidos fuertes y persisten la separación, la oscuridad, el daño físico y los animales. Predominan los monstruos y las tormentas.

9 a 12 años: remiten la separación, la oscuridad y los monstruos. Persisten los animales, el daño físico y las tormentas. Predomina la escuela y la muerte.

13 a 18 años: disminuyen las tormentas. Persisten los animales, el daño físico, la escuela y la muerte. Predomina la apariencia física y las relaciones sociales.

Muchas veces, como padres no somos conscientes de que esa angustia que a nosotros nos produce que el niño o la niña no sea capaz de dormir solo/a, Se la estamos transmitiendo a ellos, Porque nosotros como adultos también proyectamos a los niños nuestros miedos, nuestras angustias, nuestras preocupaciones.

  1. El primer paso que tenemos que dar es aceptar y reconocer que el niño va a tener miedo a la oscuridad con esa edad.
  2. El segundo paso es acompañar a tu hijo: validar esa emoción. “Es normal sentir miedo, yo también siento miedo”.

Acoger y estar a su lado: solo nuestra presencia sin pretender cambiar nada. Escuchar: Con escucha activa,reflejando sus palabras para que se sienta escuchado.

Usar Recursos: hacerle sentir la emoción, reconocerla y aceptarla ( dónde la siente, respirarla..) Decidir: ayudarle a decidir qué opciones tiene y cuál quiere escoger.

Que sepa que estás ahí para cuidarle, para protegerle. Puedes Hacerle un masaje, Leerle un cuento, poner una luz durante la noche… crea una rutina.

Con esto que te digo, no quiere decir que deje de tener miedo y que el problema se solucione. ni mucho menos:

  • Que el/ella sienta que estás dedicándole tiempo,
  • que lo que le pasa sí importa,
  • que si te necesita vas a estar ahí, porque acompañar el miedo con tu presencia, le dará mucha más seguridad.

De verdad que no podía o El hilo invisible son algunos cuentos que puedes utilizar para esa rutina antes de dormir.

Espero que lo pongas en práctica, a mi realmente me ha funcionado. Esto no es una receta milagrosa pero sí te ayudará a gestionar el problema y a acompañarle de una manera más respetuosa y segura.

Si necesitas saber más sobre los miedos evolutivos de tus peques, te leo con atención cualquier duda que tengas.

Muchas gracias por estar ahí y feliz dia.

Conseguir bienestar mental no debería ser confuso ni difícil
Únete a la comunidad de Reflexiones con alma y aprenderás técnicas sencillas de aplicar en tu vida para empezar a despertar a la gran mujer y madre que eres.
Últimos Podcasts
Últimos artículos
Mis redes sociales
Scroll al inicio

Unleash your infinite potential

Download this free audio training and get the clarity and confidence to build your dreams, on your terms.